¿Se trata de una casa o de un departamento? Hoy hablaremos de las principales características de un Townhouse en la arquitectura contemporánea.

En el mundo de las bienes raíces, podemos encontrar ciertos términos para denominar los formatos de vivienda más populares en la ciudad; Lofts, Townhouses, Villas, City Houses, Departamentos, todos ellos con características y distintivos específicos, sin embargo, es bien sabido que el término Townhouse no ha llegado a ser tan popular al adquirir un nuevo hogar.  

Lo cierto es que pocas personas conocen de manera más profunda los diferentes beneficios que conlleva invertir en una vivienda con este formato. En este blog abordaremos dicho término, de la mano de un recorrido por los espacios de Calle 22, nuevos townhouses en la Ciudad de México.

¿Por qué Townhouse?

         Cuál puede ser el diferenciador de un Townhouse contemporáneo 

De acuerdo a la traducción literal del término, los townhouses son casas adosadas, osea que están construidas con una o más paredes que se comparten, se trata de viviendas con un formato más económico en cuanto a espacio y administración del mismo, una alternativa útil para encontrar buena distribución en un espacio de construcción más reducido. 

Sin embargo, invertir en un townhouse en estos tiempos, no significa compartir paredes de manera obligatoria, sino más bien una buena alternativa para habitar un formato de vivienda mucho más estratégico y planeado, se trata de la oportunidad de reinventar la forma de vivir la ciudad (en un edificio alto con elevadores y escalera como sucede en el formato más tradicional como el departamento).

Cómo se compone la estructura de un Townhouse

  El beneficio de adaptar el espacio 

De manera más tradicional, se trata de distribuir la sala, cocina, comedor y patio en una planta, y dejar los dormitorios y la terraza distribuidos en una segunda o tercera planta. Hoy día, los formatos del townhouses pueden presentar otras formas y estructuras, siempre y cuando no pierdan su principal función; ser un buen ejemplo del tratamiento del espacio. 

Existen propuestas arquitectónicas contemporáneas que además de ofrecer planeación estratégica del espacio, luz natural y materiales de construcción de bajo coste, pueden adaptarse fácilmente a las necesidades del usuario, es decir, espacios diseñados para soportar intervenciones que mejoren la calidad de vida del habitante.

¿Por qué es buena idea invertir en un Townhouse nuevo? 

         Vivir en comunidad pero independientemente

Otra de las grandes características de un townhouse, es el régimen compartido o el carácter residencial que implica habitarlo. Se trata de contar y compartir espacios y servicios como áreas comunes, limpieza, cuidado de la vegetación, el pago de basura, vigilancia y seguridad, revisión de funcionamiento del portón y control remoto para la entrada, por ejemplo. 

Habitar la ciudad siempre conlleva ciertas desventajas, la reducción del espacio o la exposición a un ambiente 100% urbano pueden ser algunos. Sin embargo, vivir en un townhouse, es tener la oportunidad de experimentar un espacio que intenta romper con el estilo urbano genérico y que puede ofrecer la sensación de privacidad y comodidad en una ubicación competitiva.

Ya sea para subarrendar o habitar, un townhouse podría resultar una buena opción a la hora de invertir, para hacerlo, corrobora que cuente con las siguientes especificaciones:

  • Atención a cada detalle del diseño
  • Espacios exteriores privados como balcones, patios, terrazas y roof gardens
  • Espacios amplios y flexibles
  • Acabados de alto nivel
  • Conexión con la naturaleza, iluminación y ventilación natural
  • Bajo mantenimiento

¿Quieres conocer más detalles de los townhouses en Calle 22?

Llena el siguiente formulario para ponernos en contacto contigo y brindarte toda la información: